Una de las principales premisas de un equipo de Urgencias es estar preparado y listo cuando la situación lo requiera. La semana pasada, el Servicio de Urgencia de Hospital Talagante se vio demandado, luego que ocurriesen dos accidentes de tránsito, lo cual dejó un importante número de lesionados y heridos de gravedad.

De acuerdo a información policial, el viernes se registró una colisión entre un vehículo particular y una motocicleta, la cual era conducida por el cabo segundo Ignacio Méndez – funcionario de la 23° Comisaría de Talagante- quien iba acompañado de su pareja, Rocío Zúñiga.

Producto del accidente, ambos fueron trasladado hasta el Hospital de Talagante, donde fueron recibidos por el equipo de Urgencia, quienes realizaron todas las maniobras médicas que obligaba la situación, reaccionando de excelente forma ante la emergencia.  Sin embargo, dada la gravedad de las lesiones, ambas personas fallecieron en el recinto asistencial.

Este caso se suma al ocurrido el día miércoles cuando se originó un accidente de tránsito mayor, en la comuna de El Monte, que involucró a cuatro vehículos, dejando un saldo de 10 lesionados que fueron derivados a nuestro Centro Asistencial, donde nuevamente el equipo de Urgencias hizo gala de su capacidad y demostró su excelencia profesional al responder  de buena forma a la demanda médica.

No obstante, a pesar del lamentable desenlace en uno de los casos, las situaciones vividas la semana pasada nos permiten analizar la respuesta y trabajo de la Unidad de Emergencia del Hospital, destacando el profesionalismo del equipo médico en su conjunto para enfrentar estas situaciones, dando tranquilidad a la comunidad sobre la capacidad que tiene nuestro recinto para enfrenta una situación de emergencia vital.