El hospital de Talagante fue un establecimiento pionero al implementar, a comienzos de la década de 1990, una serie de estrategias tendientes a acercar el hospital a los usuarios y a la comunidad.

Hospitalización de la madre con su hijo

Esta práctica comenzó a implementarse en el año 1993 en el servicio de Pediatría.

 

 

Hospital amigo del Niño y la Madre 

En 1994 la Unicef entregó esta certificación al hospital de Talagante por las buenas prácticas desarrolladas en favor de sus usuarios.

 

Alimentación asistida por familiares a los pacientes

Esta buena práctica, implementada desde el año 1994, busca favorecer la recuperación de los enfermos reforzando los vínculos con sus familiares o seres queridos.

 

 Visita sin restricción a todos los pacientes hospitalizados

A contar del año 1990, el hospital abre sus puertas. A partir del año 2000 se liberan todas las restricciones horarias para las visitas.

 

Incorporación del padre o figura significativa en el proceso del parto. (Año 1998)

 

Acompañamiento de la madre a su hijo en el pabellón

En cirugías infantiles, esta práctica permite que la madre o persona significativa acompañe al menor hasta el momento en que recibe la anestesia y luego le reciba en la Sala de Recuperación anestésica. Este acompañamiento comenzó a implementarse desde el año 2006.

 

“Cuidados Paliativos y Alivio al dolor”

Este programa se inició el año 1996. Años más tarde, en 1998, el hospital recibirá el “Premio a la excelencia en salud”,otorgado por el Ministerio de Salud, producto de la implementación de esta iniciativa.