La Brigada de Operaciones Especiales Lautaro, del Ejército de Chile, realizó recientemente el entrenamiento de paracaidistas en el aeródromo cuatro diablos, ubicado en la localidad de Chiñihue, en las cercanías de Talagante.

El Capitán Juan López Gálvez explicó que “este un entrenamiento de paracaidistas que se hace anualmente. Cada salto tiene un riesgo y este riesgo fue mitigado con la coordinación que hicimos a través del hospital de Talagante, para tener el apoyo directo de ellos en caso de herido o lesión”.

Este centro asistencial cuenta con un helipuerto que permite el traslado de pacientes hasta centros de mayor complejidad. Luego de ser estabilizado en el Servicio de Urgencia de Talagante, un traslado hasta el hospital Militar de Santiago tardaría eventualmente 10 minutos.

Por su parte el Dr. Enrique Vera, jefe del Servicio de Urgencia, destacó que su Unidad “funciona las 24 horas del día, los 365 días del año, con un equipo de médicos, enfermeros, técnicos paramédicos que están capacitados para atender cualquier tipo de emergencia que llegue hasta nuestro centro”.

El enfermero militar, Cabo 2º Luis Eduardo Salas, precisó que “en toda salida a terreno que se realiza es importante la sanidad militar. Vía coordinación previa y planificación encontramos el helipuerto del hospital de Talagante en caso de evacuación aeromédica. En menos de 5 minutos podíamos tener al paciente ya prestando ayuda al Servicio de Urgencia”.

Noticias Relacionadas